ROCINANTE 125

A Araceli Gilbert es, sin duda, una de las artistas más importantes del arte ecuatoriano. Su talento, ri- gor y compromiso con el arte la llevan a la búsqueda de una fórmula expresiva contemporánea de mayor depuración y simplicidad formal. Un arte de signifi- cación en contraposición a un arte de la representa- ción ubica su propuesta en el polo opuesto al realis- mo social desarrollado por artistas coetáneos. Esta postura conlleva una gran diferencia, en el fondo constituye una protesta, una manifestación de rechazo a las convenciones y cánones de la época que reproducía referencias manipuladas y de un ar- te anecdótico. Araceli marca la diferencia y resulta clave en el armado de un relato libre, sólido y con- temporáneo, convirtiéndose en hito del arte abstrac- to geométrico en el país. Con su propia voz y su sentido de experimenta- ción, Araceli Gilbert fue la mayor representante de la vanguardia artística que dejó atrás al Realismo Social. Exploró un orden geométrico que combinaba la estética de lo moderno con los colores de la cul- tura popular, de lo andino, lo selvático y lo tropical de la Costa ecuatoriana. Colores puros y brillantes que encuentran una matriz en la de sus orígenes, en los diseños textiles de los pueblos indígenas y en la naturaleza. Estos con su universalidad dialogan con los movimientos artísticos europeos. Así, en su propio momento de ruptura encuen- tra el camino definitivo. En él transita su memoria ancestral, su cultura que evidencia su esencia an- tropológica. Sin someterse a esquemas fluye con su propio espíritu artístico y su búsqueda por el sentido de lo esencial y presenta un lenguaje que absorbe Artista mujer GALERÍA

RkJQdWJsaXNoZXIy MzI4ODc=