¿Qué es la campaña? - Campaña de Lectura Eugenio Espejo Home // ¿Qué es la campaña? - Campaña de Lectura Eugenio Espejo

Es el más vasto plan que se ha desarrollado en el país con el objetivo de mejorar el com­portamiento lector de ecuatorianos y ecuatorianas.

¿Qué se espera de la campaña?

  • Que involucre al país en su conjunto y contribuya a unirlo, a propiciar una diversidad fecunda y a la afirmación de identidades y ciudadanía;
  • Que eleve a un plano primerísimo el tema de la lectura y el libro en los escenarios políticos, sociales, culturales y de medios de comunicación;
  • Que impulse la formación de lectores de todas las edades, en especial de niños y jóvenes;
  • Que promueva acciones por la lectura en la familia, en centros de trabajo y otros escenarios de convivencia;
  • Que ponga en manos de los lectores productos adecuados y accesibles, en colecciones masivas, o diferenciadas por tirajes/géneros/temas/edades;
  • Que dichos productos cuenten con acercamientos y guías de lectura que faciliten su comprensión y fortalezcan el sistema educativo;
  • Que contribuya a desarrollar el sector gráfico, editorial, publicitario, bibliotecológico, librero y autoral del país;
  • Que proyecte al exterior una imagen positiva del Ecuador y sus instituciones.
  • Que involucre al país en su conjunto y contribuya a unirlo, a propiciar una diversidad fecunda y a la afirmación de identidades y ciudadanía;

 

Breve reseña histórica

Es una iniciativa ciudadana concebida como una política pública bajo el principio de la responsabilidad compartida. Nació como un proyecto personal del escritor Iván Egüez, quien registró su propiedad intelectual el 30 de noviembre de 1998, Registro Nº 1142.


Primera etapa( 2001-2004):

Para ejecutar la primera etapa, su autor solicitó el respaldo de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, entidad que le otorgó el aval no oneroso mediante la Resolución Nº 10, el 20 de abril de 2001. A partir de entonces, la Campaña emprendió las acciones conducentes a lograr su implantación y sustentabilidad, y el 23 de abril de 2002 el presidente de la República, Dr. Gustavo Noboa Bejarano, la inauguró oficialmente.

Las principales acciones de la Primera etapa son:

  • Estudio sobre la Situación del libro y la lectura en Ecuador;
  • Edición de 2’000.000 de libros distribuidos a través de medios impresos: El Universo, La Hora, Vistazo, Diario manabita, Los Andes, Diario La Verdad;
  • Un foro técnico internacional sobre estrategias de lectura;
  • I Congreso internacional sobre el libro y la lectura;
  • Edición de 4 números de la revista-libro Capítulo Aparte dedicada a la reflexión sobre el tema     de la lectura y escritura;
  • Suscripción de convenios con siete universidades, 5 municipios, la UNE y la Conferencia Episcopal Ecuatoriana;

 

Segunda etapa (2004-2007)

El cumplimiento de la segunda hace énfasis en la capacitación de mediadoresy promotores de lectura. Para esto el Ministerio de Educación y Cultura concedió el aval no oneroso el 23 de junio de 2004 a través del acuerdo No. 2502 con la aprobación del Estatuto consiguiente.

Las principales acciones de esta etapa son:

  • Formulación del Plan Nacional de Lectura;
  • Organización de la Red de Lectores (60.000 suscriptores a través de la Empresa Eléctrica Quito, ETAPA de Cuenca, Empresa Municipal de Alcantarillado y Agua Potable, EMAAP, etc.);
  • Distribución de 1´834.900 libros que han llegado a los hogares ecuatorianos a través de convenios con muni­ci­pios, universidades, ONGs, gre­mios y empresas de servicio público masivo.
  • La Campaña y el Plan, por delegación del señor Ministro de Educación, son los representantes del Ecuador ante el Centro regional de fomento de la lectura en América Latina y el Caribe, CERLALC, y el Plan Iberoamericano de Lec­tura.
  • Capacitación a 438 mediadores de lectura en cinco provincias del país, a profesores delegados de 60 colegios de la provincia de Pichincha, a 500 bibliotecarios del SINAB.
  • Cursos semi presenciales para mediadores y promotores de lectura a través de 203 centros de la Universidad Técnica Particular de Loja
  • Convocatoria, asesoramiento y articulación de 141 proyectos, programas y acciones de fomento a la lectura en todo el país. Ver Plan Comunitario págs.
  • Del 3 al 6 de noviembre de 2007 se realizará en la ciudad de Cuenca el II Congreso Inter­na­cional de Lectura sobre el tema: Planes nacionales de lectura en Ibe­roamérica.

 

Tercera Etapa (2008-2011)

La tercera etapa contempla la ejecuciòn del Plan Comunitario de Lectura, a través de los gobiernos seccio­nales del país no sólo para ampliar la cobertura a todo territorio nacional, sino por ser los organismos más estre­cha­mente vinculados con la vida de la comu­nidad. La lectura es una herra­mienta para el desarrollo y también uno de los pocos espacios de espi­ritualidad laica que quedan en este mundo cada vez más deshumanizado. Pero, además, la lectura es un derecho que deben ejer­cerlo cotidianamente los ciudadanos y uno de los factores determinantes en el índice de desa­rrollo humano, IDH.


lector_01

 


El Plan Comunitario es una acción dirigida directamente a los ciudadanos para mejorar su compor­tamiento lector;

No es una política meramente estatal sino una política pública que articula las prácticas y acciones de los actores reales en el campo del libro y la lectura, ya sean estatales, seccionales, empresas privadas, Ongs y organismos interna­cio­nales de fomento de la lectura;

Sin embargo, los diferentes procesos, compren­siones y eficiencias adminis­trativas de los gobiernos seccionales no han permitido implantar una estrategia global que permita la implantación de la Ter­cera etapa.

1. Concepción y formulación del Plan Comunitario de Lectura.

Las dimensiones alcanzadas por la Campaña Eugenio Espejo, así como su coherencia, continuidad y la experiencia acumulada, parecían indicar como el siguiente paso natural la iniciativa de la presentación de un proyecto de Plan Comunitario de Lectura. Así se hizo en efecto, y se presentó al Ministerio de Educación del Ecuador, a los distintos sectores ciudadanos involucrados en las actividades relacionadas con el libro y la lectura, y a la opinión pública del país.

Este proceso comenzó incursionando en una primera fase, en los antecedentes sobre los intentos, proyectos y acciones públicas, privadas, nacionales e internacionales relativas a promocionar, motivar acciones relacionados el fomento del libro y la lectura.

Paralelamente se indagaron y explicitaron los fundamentos y principios básicos que dan sentido al Plan de Comunitario de Lectura.

Con base en estos elementos, se describieron los contenidos de cada punto de la estructura: el Plan como una política pública, contexto nacional, producción y circulación y la descripción de los contenidos del Plan.

2. De políticas de Estado a políticas públicas

“Las políticas públicas son, en general, delineamientos determinados por el interés común, que buscan guiar, articular y promover, a través de la concertación, las acciones desarrolladas por diversos actores: el Estado, las empresas privadas y las organizaciones civiles, en determinados campos de la vida social” [1] .

En una política pública los actores no concurren como entes en abstracto; son presencias tangibles (institucionales, empresariales, corporativas, personales, de participación o de veeduría ciudadanas), que expresan experiencias, intereses, necesidades, visiones, sobre la problemática que las relaciona e involucra

El Estado es un actor indispensable en una política pública, no solo por ser, en muchos de los casos, el interlocutor o la contraparte obligatoria, no sólo por la infraestructura y capacidad instalada que pueda tener, sino por ser, constitucionalmente, el responsable frente a las demandas sociales y a los planes de desarrollo. Es el llamado a promover las políticas públicas, pero si dado el caso, no lo hiciera, cualquier otro actor que lidere una problemática merecedora de atención pública, podría impulsarlo.

Por otro lado, el Estado es quien debe garantizar las condiciones propicias para cualquier emprendimiento de esta índole.

3. Plan Comunitario de Lectura como política pública.

Concluido el documento de base por el equipo promotor-sistematizador del Plan, se pasó a la segunda fase, esto es, la participación de los actores sociales e institucionales en dos regiones: Sierra y Costa, a través de talleres facilitados por el equipo.

Elaborada la propuesta preliminar del Plan, se procedió a desarrollar talleres en ciudades que presentaban las posibilidades más inmediatas de organización y realización: Cuenca, Guayaquil, Loja y Machala. En dichos talleres se presentó el documento preliminar y se obtuvieron numerosas planteamientos, sugerencias y propuestas que posteriormente fueron incorporados, en la medida en la que éstos trascendían la casuística individual y eran compatibles a los objetivos del Plan.

En un tercer momento el equipo promotor sistematizó las opiniones, observaciones, propuestas que los participantes expresaron en los talleres, tarea que implicó la selección de los aspectos compatibles con los objetivos del Plan, así como aquellos que corresponden a acciones puntuales o problemas particulares que deberían ser procesados en ámbitos particulares.

El proceso descrito concluyó con la elaboración, presentación y entrega de la propuesta del Plan a los actores involucrados en la problemática del libro y la lectura.

Metas alcanzadas

  • Ya es un modelo y aporte ecuatoriano en la construcción de planes de lectura en Ibero­américa;
  • Ha generado un importante espacio de reflexión teórica sobre el tema de la lectura;
  • Ha construido la red más grande de lectores;
  • Ha construido una infraes­truc­tura míni­ma pero suficiente y cuenta con un pequeño equipo de exper­tos que basa su efi­cacia en la calidad de sus conoci­mien­tos y en la fortaleza de sus convicciones;
  • Ha im­ple­men­tado for­mas modernas de adminis­tración bajo el prin­cipio de la res­pon­sabili­dad com­partida y aprovecha la organización y capacidad insta­lada tanto del sector público como del privado para poner en marcha una idea incubada desde siem­pre;
  • Cree en la planificación pero también en la soli­da­ri­dad y ­en las uto­pías, pues, para que las cosas existan primero hay que so­ñarlas.

[1] Hacia una agenda de políticas públicas sobre el libro y la edición. Documento de la reunión de expertos convocada por el Cerlalc. Cartagena de Indias, 2002

 

eugenio-espejo

 

Por qué Eugenio Espejo

Eugenio Espejo (1747-1795), cuyo apellido real era Chuzig (o Chushig, en la fonética quichua, que significa lechuza), es el crisol de nuestra nacionalidad. En su mestizaje étnico y cultural están presentes la vertiente india de su padre, Luis Chuzig, y la española y negra de su madre, Catalina Aldaz y Larraincar.

No solo fue el precursor de la independencia americana como traductor y difusor (a la par con su homólogo neogranadino Antonio Nariño) de los Derechos del Hombre proclamados por la Revolución Francesa. Espejo es también el primer bibliotecario del Ecuador y su primer gran escritor y enciclopedista de la colonia. En su obra hace gala del dominio de la lengua española y de la ironía del hombre americano.

Como médico acumuló los conocimientos europeos de la época y los de la medicina natural aborigen.

Su afán educativo se expresa especialmente en El Nuevo Luciano de Quito, Marco Porcio Catón, y La Ciencia Blancardina.

Creó y dirigió, como fundador de la Sociedad Patriótica de Amigos del País, el primer periódico ecuatoriano, el diario Primicias de la cultura de Quito (1792).

En el Museo del Libro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana se encuentra un acervo de 6.000 volúmenes de la biblioteca que conformó Eugenio Espejo.

Por todas estas razones, la Campaña Nacional por el libro y la lectura, lo mismo que lo hiciera ya antes la Biblioteca Nacional, lleva con gran orgullo su nombre.

El pensamiento de Espejo

(Conceptos tomados de la Carta 1ª a todos los maestros de primeras letras del Reino de Quito, aparecida en “Primicias de la Cultura de Quito”. Nº 1, del 5 de enero de 1792).

 

Sobre el uso de la prensa en el aula:

“Vamos al uso del papelillo* que a Ud. remito. Un día, pues, de la semana lo lee Ud. en alta voz. (…) Que si Ud. emplea un par de horas en cada semana, después de la lectura del papel, haciendo a sus muchachos explicaciones sencillas de las cosas, ya cuando éstos vayan a las aulas o a los talleres de oficios, o a vagar por esos mundos, no se escandalizarán al oír palabras nuevas; sino que procurarán observar su verdadero significado, y hablarán correctamente y con inteligencia, averiguando su origen. (…) De este modo pica usted la curiosidad tan natural y tan activa en los niños, para que hagan preguntas propias de su humor y genio.”

*Se refiere al diario Primicias de la Cultura de Quito, fundado por él mismo.

 

Sobre mediación a la lectura:

“Lea Ud., y acabada la lectura, dé Ud. licencia a los niños a que hablen o excíteles a que ejerciten su curiosidad, o muévales a que le pregunten. Podrá ser, que por el encogimiento propio de nuestro país (en el que tiene mucha parte el clima y una educación de esclavos) no aparezca algún muchacho ni se levante a decir una palabra. Entonces, Ud., maestro mío, conversa a la larga con todos sus discípulos, va haciendo Ud. una breve historietita.”

 

Sobre el estado de la educación y los maestros:

“En el Plan de Estudios y sus apéndices se inculca muchas veces (y se repite ahora) esta primera verdad: que leer bien, hablar bien y escribir bien, son las tres bases y columnas fundamentales del templo de Minerva. Los enunciados tres artículos sufren mucha parálisis en toda la dominación española, europea y americana, aunque en las Américas está en sumo grado la enfermedad. El origen proviene de las escuelas de primeras letras: en la que raro es el maestro que sabe enseñar el beaba.”

 

Sobre las lecturas y los maestros de primeras letras:

‘También influye mucho en el enunciado pecado capital, el que a las escuelas lleven los muchachos los peores libros (…) Estos pestíferos perfumes y otros duran de por vida en los muchachos, pues sabida es aquella sentencia experimental, de que el primer olor que perciben los barros, lo conservan siempre aunque se quiebren. En algunas naciones de las más cultas, los maestros de primeras letras son son los hombres más sabios y más condecorados, porque el mayor esmero se debe poner en el cimiento de la casa.

 

Sobre los libros a leer:

“He puesto tumultuariamente este breve índice, para que en las escuelas se prefieran a cualesquiera otros. Yo me acuerdo de muchas cosas malas que leí cuando escolín, y muchas veces se me vienen a la boca las expresiones groseras que entonces me enseñaron. Con que si me hubieran dado entonces a leer buenos libros, me acordaría ahora de sus buenas sentencias y de sus brillantes expresiones.”

 

Sobre la extensión de la lectura a la familia:

“De que los niños escolines usen buenos libros (cuales son todos los propuestos) se consigue a lo callado y sin sentir, que los padres y madres, hermanos y hermanas de los niños y todos sus otros parientes y conocidos, aprendan cosas nuevas y en buen estilo o lenguaje.”

 

Más sobre el pensamiento de Eugenio Espejo en obras publicadas por la Campaña:

• Eugenio Espejo, Philip Astuto (Colección Media luna);

• Espejo y la lectura, Carlos Paladines (Colección Luna de papel);

• La obra de Espejo, Federico González Suarez (Colección Luna de papel);

• Aventuras de un Ilustrado del siglo XVIII y de una liberanta riobambeña conocida como el mayor calzón flojo de la época, Iván Égüez IN: * Cuentos de amor en nuestra historia (Colección Luna tierna).